viernes, 12 de julio de 2019

Genética de la enfermedad coronaria

En un artículo publicado en The New England Journal of Medicine del 19 de Julio de 2007, investigadores de dos consorcios (Wellcome Trust Case Control Consortium y Cardiogenics Consortium) se proponen analizar conjuntamente dos estudios de asociación genética en la totalidad del genoma, realizados sobre la enfermedad coronaria.

Los estudios de asociación genética exploran las conexiones entre genes específicos (información del genotipo) y su expresión externa, conocida como información del fenotipo.

Los estudios de asociación genética


Los estudios de asociación genética en todo el genoma ("Genome-wide association studies") son posibles gracias a nuevas micro tecnologías que analizan rápidamente, y con buena relación coste/beneficio, las diferencias genéticas entre individuos con enfermedades específicas, como la diabetes, la enfermedad de Crohn o la enfermedad coronaria.
El método utilizado ha sido el siguiente:

En una primera fase, los autores identificaron las posiciones (loci) de los cromosomas que habían sido asociadas con la enfermedad coronaria en el estudio realizado por el Wellcome Trust Case Control Consortium (WTCCC), en el cual participaron 1.926 casos/individuos con enfermedad coronaria y 2.938 individuos como controles.

En una segunda fase comprobaron si existía replicación de estos hallazgos en el estudio germano MI (por infarto de miocardio) Family Study (estudio familiar), en el cual participaron 875 individuos con infarto de miocardio y 1.644 individuos como controles.

Los datos sobre aquellas variaciones genéticas (conocidas con las siglas SNP por "Single Nucleotide Polymorphism" - polimorfismo de un solo nucleótido del ADN) que se asociaban significativamente con la enfermedad coronaria, en uno u otro estudio, fueron combinados para identificar en el genoma posiciones adicionales con variaciones genéticas y una elevada probabilidad de una verdadera asociación con la enfermedad coronaria.

En ambos estudios el análisis del genoma fue realizado con las últimas tecnologías disponibles ("Affymetrix GeneChip 500 Mapping Array") para la detección de variantes en la totalidad del genoma. Los resultados han sido los siguientes:


  1. De miles de posiciones (loci) cromosómicas estudiadas, fue la variación situada en la misma posición en ambos estudios (el WTCCC y el MIFS) la que mostró la más fuerte asociación con la enfermedad coronaria: el cromosoma 9p21.3.
  2. En términos generales, el estudio WTCCC reveló nueve posiciones que eran fuertemente asociadas con la enfermedad coronaria. Además de la variación en el cromosoma 9p21.3, dos de las nueve posiciones fueron replicadas en el estudio MIFS: una en el cromosoma 6q25.1 y otra en el cromosoma 2q36.3.
  3. El análisis combinado de los dos estudios identificó 4 posiciones adicionales asociadas significativamente con la enfermedad coronaria y con una elevada probabilidad de una verdadera asociación: cromosomas 1p13.3, 1q11.21 y 15q22.33.


La conclusión del grupo investigador es la siguiente: Hemos identificado varias posiciones (loci) en el genoma en las que asientan variaciones genéticas que, de manera individual o por agregación, afectan sustancialmente al riesgo de desarrollar una enfermedad coronaria.