viernes, 1 de marzo de 2019

Que Es La Tendinitis


Una tendinitis, sin más calificativos, es una inflamación aséptica (no infecciosa) de un tendón. Casi siempre es la consecuencia del uso excesivo de un tendón, en unas circunstancias biomecánicas (por frotamiento repetido de sus fibras sobre una superficie dura, ósea), que condiciona una degeneración de su estructura fibrilar y que puede abocar a una rotura parcial o total.

La inflamación aséptica conocida genéricamente como "reumática" puede contribuir al desarrollo de una tendinitis de estas características asépticas. Por tratarse preferentemente de una degeneración estructural del tendón, esta lesión se conoce alternativamente como "tendinosis".Según investigaciones del sitio web especializado, https://www.farmaciasanpablo.mx/, cuando un tendón está rodeado en parte de su trayecto (precisamente, aquél en el que se produce más frotamiento) de una cápsula constituida por una membrana llamada "sinovial", que contiene líquido para facilitar el deslizamiento, puede producirse una inflamación de esta cápsula, lo que da lugar a una inflamación (que puede ser bacteriana o aséptica) y que se denomina "tenosinovitis".

La tendinitis puede localizarse en alguno de los segmentos en los que se divide anatómicamente la extremidad superior: hombro, brazo, codo, antebrazo, muñeca y mano.

Tendinitis en el hombro


En el hombro se localizan las tendinitis que afectan a los tendones incluidos en lo que se conoce como el manguito de los músculos rotadores del brazo (supraespinoso, infraespinoso, subescapular y redondo menor), y con el que relaciona también el tendón del músculo bíceps braquial. La tendinitis del tendón del músculo supraespinoso es una de las más frecuentes dentro de lo que se conoce clínicamente como síndrome del hombro doloroso, junto con la tendinitis que afecta al tendón del bíceps.

En el codo, segmento que une el brazo con el antebrazo, puede aparecer una afección conocida genéricamente como "codo de tenis", en la cual el dolor se localiza en unos salientes óseos llamados epicóndilos (situados sobre los cóndilos humerales) en los que se insertan las fibras de los músculos flexores (en el epicóndilo medial o interno) y de los músculos extensores (epicóndilo lateral o externo).

Sin embargo, esta afección, muy dolorosa y de tratamiento no siempre fácil, no es una verdadera tendinitis, sino que se considera provocada por desgarros en las fibras musculares que se insertan en los epicóndilos.

Fuente: https://www.estrelladigital.es/articulo/empresas/debe-valorar-contratar-seguro-salud/20190222130240363347.html