domingo, 31 de marzo de 2019

Células madres sin embriones ¿Para qué son?

Publicado originalmente en paraque-es.com

¿Para qué sirven? La transferencia de cuatro genes al núcleo de un fibroblasto (una célula de la piel adulta) es suficiente para reprogramar a las células somáticas humanas y transformarlas en células madres pluripotentes que exhiben las características esenciales de las células madres embrionarias.

El pasado verano Takahashi y Yamanaka sorprendieron a la comunidad científica con un estudio en el que demostraban la reprogramación de células somáticas de la piel que recubre la cola del ratón (fibroblastos) y su transformación en células madres pluripotentes, utilizando para este fin un “cuarteto” de genes: Oct3/4, Sox2, Klf4 y c-Myc. Las células madres inducidas por la introducción en el núcleo del fibroblasto de estos 4 genes (conocidas con las siglas iPS cells) eran similares a las células madres embrionarias.

Varios estudios publicados este año confirmaron los hallazgos de Takahashi y Yamanaka. En este nuevo estudio de Takahashi y Yamanaka y sus colegas, consiguen trasladar sus hallazgos en el ratón al ser humano.

Fibroblastos de la piel adulta


Para ello seleccionaron a fibroblastos de la piel adulta y de otros fibroblastos humanos procedentes de diversos donantes como células objetivos de una reprogramación, desde el estado diferenciado al estado celular pluripotencial (célula madre).

En los fibroblastos en cultivo celular se introdujeron, utilizando retrovirus como vectores o portadores, las versiones humanas de los genes utilizados en el ratón (Oct4, Sox2, Klf4 y hc-Myc) y, después, las células fueron cultivadas en las mismas condiciones que lo son las células madres embrionarias humanas.

Los 4 genes utilizados por el grupo de la Universidad de Wisconsin han sido dos de los introducidos por el grupo japonés (Oct3/4, Sox2) y dos distintos (NANOG y LIN28). Este grupo utilizó para la reprogramación células de la piel fetal y del recién nacido. A los 30 días de cultivo, tras la introducción de los 4 genes aparecieron colonias de células similares a las células madres embrionarias.

Los investigadores compararon entonces las características de las células madres inducidas a partir de los fibroblastos con las de las células madres embrionarias, demostrando un extraordinario grado de semejanza. La reprogramación directa de células somáticas adultas hasta un estado de célula madre pluripotente, revierte el desarrollo de la “flecha del tiempo”.

Reprogramación en las células humanas adultas


Una vez confirmada la reprogramación en las células humanas adultas y diferenciadas, se abre el camino para la creación de líneas celulares específicas que permiten estudiar los mecanismos de diversas enfermedades en el laboratorio.

Quedan aún muchas barreras que sobrepasar antes de que se comprenda en su totalidad su pluripotencialidad y antes de que las células madres inducidas a partir de células adultas humanas sean operativas para aplicaciones terapéuticas.

En este sentido, una proporción significativa de los ratones derivados de células madres inducidas en el ratón desarrolla tumores, derivados de la reactivación del retrovirus c-Myc, cuando se comparan con los derivados de las células madres embrionarias que son normales. El objetivo ahora es buscar una vía de reprogramación de las células somáticas sin retrovirus, quizá utilizando un cóctel de pequeñas moléculas.

sábado, 9 de marzo de 2019

Que Es La Otitis Media Aguda


La American Academy of Family Physicians y la American Academy of Pediatrics han formulado una guía práctica dirigida al diagnóstico y al tratamiento inicial de los niños que presentan una otitis media aguda según información de este sitio web.

La otitis media aguda es la infección más frecuente para la cual se prescriben antibióticos en los Estados Unidos. Por esta razón, el diagnóstico y el tratamiento de la otitis media aguda ejerce un impacto significativo en la salud de los niños, en el coste sanitario y en el uso de los antibióticos.

Las conclusiones de esta guía son las siguientes:


  1. Recomendación: Para diagnosticar una otitis media aguda el médico debe confirmar una historia de comienzo agudo, identificar los signos de derrame seroso en el oído medio y evaluar la presencia de signos y síntomas de inflamación del oído medio.
  2. Muy recomendable: El tratamiento de la otitis media aguda debe incluir una evaluación del dolor. Si hay dolor, el médico debe recomendar su tratamiento.
  3. La observación, sin antibióticos, en un niño con otitis media no complicada es una opción en niños seleccionados, siempre que se base en la certeza del diagnóstico, edad, gravedad de la enfermedad y seguridad en el seguimiento. Recomendación: Si se toma la decisión de tratar la otitis con un antibiótico, el médico debe prescribir amoxicilina para la mayoría de los niños. Cuando se utiliza la amoxicilina, la dosis debe ser de 80 a 90 mg/kg por día.
  4. Recomendación: Si el paciente no responde a la opción inicial elegida para el tratamiento dentro de 48 a 72 horas, el clínico debe confirmar el diagnóstico de otitis media aguda y excluir otras causas. Si se confirma la otitis media aguda en el paciente inicialmente tratado mediante observación, el médico debe iniciar la antibioterapia. Si el niño fue inicialmente tratado con antibióticos, el clínico debe cambiar el antibiótico elegido en primera instancia.
  5. Recomendación: Los médicos deben aconsejar la prevención de la otitis media aguda a través de la reducción de los factores de riesgo.
  6. No recomendable: No se dispone de evidencias suficientes para recomendar el uso de la medicina alternativa en el tratamiento de la otitis media aguda.
  7. Tratamiento de la otitis con antibióticos.

sábado, 2 de marzo de 2019

Dieta Mediterránea Contra El Cáncer


En un artículo publicado online el 1 de Julio de 2008 en el British Journal of Cancer, miembros del Departamento de Higiene, Epidemiología y Estadística Médica de la Universidad de Atenas, de la Agencia para Investigación del Cáncer (IARC) en Lyon (Francia) y de la Harvard School of Public Health (Boston, EEUU), examinan la relación entre el grado de adherencia o fidelidad a la dieta mediterránea y la incidencia global de cáncer en una muestra de población griega.

Los participantes en el estudio han sido 10.582 hombres y 15.404 mujeres (26.623 en total). Todos los participantes completaron un cuestionario validado semi-cuantitativo sobre la frecuencia de los diversos tipos de alimentos en su dieta. La adherencia a la dieta mediterránea ha sido evaluada utilizando una escala de 9 puntos:

  1. Elevado consumo de grasas monoinsaturadas y bajo consumo de grasas saturadas.
  2. Elevado consumo de frutas.
  3. Elevado consumo de verduras.
  4. Elevado consumo de legumbres.
  5. Elevado consumo de cereales.
  6. Moderado o elevado consumo de pescado.
  7. Bajo consumo de carne y productos cárnicos.
  8. Bajo a moderado consumo de leche y productos lácteos.
  9. Moderado consumo de alcohol, principalmente bajo la forma de vino en las comidas

Los resultados han sido los siguientes: durante un seguimiento medio de 7,9 años se detectaron 851 casos confirmados de cánceres (421 hombres, 430 mujeres).

El análisis estadístico demostró que un elevado grado de adherencia a la dieta mediterránea se asociaba significativamente con una menor incidencia de cáncer. Un incremento de 2 puntos en la escala de la valoración de la adherencia a la dieta (por ejemplo, reduciendo el consumo de carne y aumentado el consumo de legumbres, o incrementando sustancialmente el consumo de verduras y sustituyendo la mantequilla por el aceite de oliva) correspondía a una reducción del 12% en la incidencia del cáncer.

La asociación entre grado de adherencia a la dieta mediterránea y cáncer era más fuerte en las mujeres. La asociación era más fuerte que la prevista sobre la base de la asociación de componentes individuales de la dieta.

La conclusión es que en el estudio prospectivo de una muestra de la población griega se demuestra que la adherencia a la dieta mediterránea tradicional se asocia con una reducción marcada y significativa de la incidencia global del cáncer en dicha población, la cual es más amplia de la prevista examinando los componentes individuales de la dieta.

viernes, 1 de marzo de 2019

Que Es La Tendinitis


Una tendinitis, sin más calificativos, es una inflamación aséptica (no infecciosa) de un tendón. Casi siempre es la consecuencia del uso excesivo de un tendón, en unas circunstancias biomecánicas (por frotamiento repetido de sus fibras sobre una superficie dura, ósea), que condiciona una degeneración de su estructura fibrilar y que puede abocar a una rotura parcial o total.

La inflamación aséptica conocida genéricamente como "reumática" puede contribuir al desarrollo de una tendinitis de estas características asépticas. Por tratarse preferentemente de una degeneración estructural del tendón, esta lesión se conoce alternativamente como "tendinosis".Según investigaciones del sitio web especializado, https://www.farmaciasanpablo.mx/, cuando un tendón está rodeado en parte de su trayecto (precisamente, aquél en el que se produce más frotamiento) de una cápsula constituida por una membrana llamada "sinovial", que contiene líquido para facilitar el deslizamiento, puede producirse una inflamación de esta cápsula, lo que da lugar a una inflamación (que puede ser bacteriana o aséptica) y que se denomina "tenosinovitis".

La tendinitis puede localizarse en alguno de los segmentos en los que se divide anatómicamente la extremidad superior: hombro, brazo, codo, antebrazo, muñeca y mano.

Tendinitis en el hombro


En el hombro se localizan las tendinitis que afectan a los tendones incluidos en lo que se conoce como el manguito de los músculos rotadores del brazo (supraespinoso, infraespinoso, subescapular y redondo menor), y con el que relaciona también el tendón del músculo bíceps braquial. La tendinitis del tendón del músculo supraespinoso es una de las más frecuentes dentro de lo que se conoce clínicamente como síndrome del hombro doloroso, junto con la tendinitis que afecta al tendón del bíceps.

En el codo, segmento que une el brazo con el antebrazo, puede aparecer una afección conocida genéricamente como "codo de tenis", en la cual el dolor se localiza en unos salientes óseos llamados epicóndilos (situados sobre los cóndilos humerales) en los que se insertan las fibras de los músculos flexores (en el epicóndilo medial o interno) y de los músculos extensores (epicóndilo lateral o externo).

Sin embargo, esta afección, muy dolorosa y de tratamiento no siempre fácil, no es una verdadera tendinitis, sino que se considera provocada por desgarros en las fibras musculares que se insertan en los epicóndilos.

Fuente: https://www.estrelladigital.es/articulo/empresas/debe-valorar-contratar-seguro-salud/20190222130240363347.html