martes, 29 de enero de 2019

Cirugía De La Obesidad Pros Y Contras


En un editorial de la revista Gastroenterology del mes de febrero de 2008, ante la creciente expansión del tratamiento quirúrgico de la obesidad mórbida conocido como cirugía bariátrica, se lanza una llamada de atención ante el abuso de indicaciones quirúrgicas casi automáticas, no personalizadas, que no tienen en cuenta riesgos, beneficios y costes.

Por una parte, es bien cierto que los procedimientos técnicos de la cirugía bariátrica (tanto los que restringen la capacidad del reservorio gástrico, retrasando su vaciamiento y provocando la sensación de saciedad, como los que mediante la construcción de una derivación o by-pass del estómago al intestino, utilizando un asa intestinal dispuesta quirúrgicamente en forma de Y de Roux, además de restringir la capacidad gástrica disminuyen la absorción en el intestino de los alimentos) son más efectivos en la reducción del peso corporal que el tratamiento médico.

Pero, por otra parte, existen muchas cuestiones no resueltas que justifican una llamada de atención ante la relajación que se viene produciendo a la hora de establecer la indicación quirúrgica en un paciente obeso concreto. La mortalidad asociada con la cirugía bariátrica se estima entre 0,1%-2%, pero no hay que olvidar que esta mortalidad depende en gran parte de la experiencia del cirujano y de los medios disponibles en el hospital o clínica donde el paciente es intervenido.

Las complicaciones post-operatorias de la cirugía de la obesidad son frecuentes: hemorragias, tromboembolismo pulmonar, dehiscencia (fallos) en las suturas de las anastomosis realizadas, infecciones de las heridas operatorias, hernias en la incisión operatoria y hernias internas, y obstrucción a nivel del intestino delgado.

Síndrome de dumping


El llamado síndrome de dumping con una muy rápida evacuación gástrica del intestino delgado, con síntomas tales como palpitaciones, enrojecimiento facial, mareos, fatiga y diarrea, puede ocurrir en casi el 70% de los pacientes en los que se les ha practicado un by-pass (derivación) gástrico para tratar su obesidad. La mala absorción a nivel del intestino delgado después de un by-pass gástrico provoca deficiencias orgánicas en hierro, calcio, folatos y vitamina B12, que requieren ser detectadas y tratadas.

La cirugía bariátricaes, sin duda. una opción viable para algunos pacientes obesos, pero no puede ser el tratamiento primario para la gran mayoría de los pacientes. La idea de que la obesidad puede ser controlada mediante la manipulación quirúrgica del tubo digestivo ignora la complejidad de los mecanismos que tratan de mantener el equilibrio orgánico en el uso y consumo de la energía.

Obesidad


En la obesidad, el desequilibrio energético implica interacciones entre el tubo digestivo, el cerebro, el tejido adiposo y el sistema endocrino. Aunque se han hecho progresos en la última década, nuestros conocimientos sobre la obesidad son rudimentarios. Mientras tanto, la dieta, la actividad física y las modificaciones del estilo de vida siguen siendo los fundamentos para la reducción del peso corporal.

Tanto la medicación como la cirugía bariátrica son indicaciones terapéuticas que deben ser individualizadas mediante el análisis objetivo de los beneficios, los riesgos y los costes.